Una revista de humor sin muros

Donald Trump

Mariagrazia Quaranta, “Gio”, y sus caricaturas personales

Por Francisco Puñal Suárez

 

Marirazia Quaranta (Sulmona, Italia, 1963), también conocida como Gio, tiene una amplia y premiada carrera que la ratifica como una artista en cuyas obras se destacan su técnica del dibujo, talento creativo y fuerza humorística.

Sus caricaturas, viñetas y pinturas han sido publicadas en importantes revistas y periódicos de todo el mundo como Buduar, L’Unità, Fany-Blog, Repubblica.it, Vivi Milano, Corriere della Sera, Mundiario.com y ahora en DosBufones.com.

“Mi madre me transmitió la pasión por el dibujo —dice Gio. Hice dibujos artísticos en el instituto y en la universidad y también me divertí mucho con las caricaturas”.

“La realización de la caricatura personal —expresa— más que un desafío, es un camino de crecimiento y profundización continua, absolutamente emocionante. Algunas caricaturas son más exitosas que otras, quizás porque en algún rincón de tu mente esa cara ya es conocida”.

 

Jorge Luis Borges

Mariagrazia ha obtenido diversos premios y menciones en destacados concursos de humor gráfico en Italia, Nigeria, Portugal, Argentina, y Bosnia y Herzegovina, entre otros.

 

Maria Callas

Para ella fue un inmenso honor ganar el Premio «Rino Montanari», reservado para autores italianos, en el género de la caricatura personal, en el II World Humor Awards, del 2017, en Salsomaggiore, Parma. Participó en ese concurso con una obra de la cantante de ópera María Callas. “Fue un reconocimiento importante —dice Gio—, pues yo también vengo del mundo pequeño como el artista Rino Montanari y el humor representa nuestra propia balsa de salvación y, al mismo tiempo, la esperanza de cambiar el mundo”.

 

Greta Thunberg

En el 2019, obtuvo el segundo premio, con una caricatura de Greta Thunberg, en el 14º Festival Economía, de Trento, Italia, y el tercer premio, con una viñeta dedicada al plástico que inunda los mares, en el 8º Concurso de Humor Gráfico Gin, España.

Por Francisco Puñal Suárez

El dogmatismo, la incomprensión, la intolerancia y la censura siempre están al acecho del humor gráfico, porque no soportan su función crítica y desacralizadora. Ahora, una caricatura del dibujante brasileño Elihu Duayer ha desatado la ira del Sindicato de la Policía vasca, Ertzaintza, que pide su retirada de una expo en las cercanías de Bilbao. La viñeta en cuestión muestra a tres policías antidisturbios, armados con porras y fusiles, que se ríen de un libro titulado “Derechos Humanos”. ¿Por qué la Policía vasca se ha tomado a pecho esta caricatura? ¿Será acaso porque “al que le pica es porque ají come”? Según el razonamiento de este Sindicato policial, “están vulnerando nuestros derechos como policías con esa viñeta. Nos señalan a todos como torturadores». No entienden que la muestra «responde a una verdad que en algunos países del mundo sigue estando latente», expresan el Ayuntamiento de Getxo y Unesco Etxea, auspiciadores de la muestra, que se niegan a retirarla.

A una llamada de DosBufones.com, el autor de la caricatura, Elihu Duayer responde:
“Me gusta hacer viñetas porque es la forma que encontré para interactuar con el sistema, criticando, apoyando y denunciando lo que observo en la sociedad y la política de Brasil y el mundo”.

¿Qué le responderías a ese sindicato policial que quiere censurar tu dibujo?
“Eso sería más violencia policial … ja, ja, ja”.

 

¿Cómo creas los diseños que haces? ¿Cuál es su materia prima informativa?
“La base de mis caricaturas es principalmente la observación de eventos a mi alrededor y en todo el mundo. Comienzo el día informándome y actualizándome en los medios que tenemos hoy, que no son pocos. Las ideas se me ocurren de varias maneras. A veces de un golpe, la caricatura está lista. Pero a veces tengo que sentarme y pasar horas pensando hasta que encuentro la mejor solución”.

 

¿Por qué es importante el humor y la sátira en la sociedad?
“El humor desempeña el papel de un espejo de la sociedad, nos ayuda a mirarnos a nosotros mismos, ver nuestros defectos y cualidades y reírnos de ellos, creo que siempre nos mejora un poco. Incluso si es una sonrisa con una caricatura sin compromiso”.

El autor
Elihu Duayer nació en enero de 1960 en la ciudad de Tombos, Minas Gerais. Cuando tenía cinco años su familia se mudó a Río de Janeiro, ciudad en la que vive desde entonces. Ha trabajado como diseñador y humorista gráfico. Se inició en el dibujo sin formación académica, pero poco después estudió en la Facultad de Artes Plásticas de Vincennes, Francia y en la Escuela Técnica de Artes Gráficas SENAI en Río de Janeiro

En los años 70 empezó publicando sus viñetas en Pasquin, Mad, Satus Humor, y en otros periódicos y revistas de Brasil.  En la década de los 80 publicó en periódicos y revistas como Libération (Francia), A Contrario (Brasil) e Informe de Kenia (África).
Trabajó en publicidad y en 2005 colaboró en el extinto Jornal do Brasil. Tras un tiempo sin actividad, en 2012 retomó el dibujo de viñetas. Ha expuesto sus obras en Grecia, Italia, Francia, Brasil, Portugal, Japón, Argentina, y otros países, donde ha obtenido premios y menciones en concursos de humor gráfico.

De Portugal, Antonio Santos (Santiagu)

Por Francisco Puñal Suárez

Me he encontrado en varias premiaciones del PortoCartoon, que organiza el Museu Nacional da Imprensa, a Santiagu, seudónimo de Antonio Santos (Arcozelo, Portugal, 1968 un dibujante especializado en la caricatura personal que ya tiene una colección de galardones otorgados en ese certamen anual, que se realiza en la ciudad de Oporto.
.

MADRE TERESA DE CALCUTA

Sus caricaturas de personajes como el futbolista Cristiano Ronaldo, la cantante de fados Amalia Rodríguez, el director Woody Allen, el escritor Ernest Hemingway, el cantante Bob Dylan, el secretario general de la ONU Antonio Guterres, la pintora Frida Kahlo, y otros más, son muestras de la creatividad de este destacado artista plástico.
“Desde niño me gustó dibujar –dice- y, por lo visto, todavía no he parado en la fase adulta. Desde la infancia era consciente de que el lápiz era «elocuente» y que transmitía percepciones de algo que todavía no sabía explicar. En la escuela, para hacer amigos, dibujaba caricaturas de los colegas y profesores. Mis dibujos también servían muchas veces para redimirme en determinadas situaciones típicas de la adolescencia”.

ERNEST HEMINGWAY

“Ser premiado en diversas ediciones del PortoCartoon -expresa – es un gran honor y un doble prestigio, pues, además de los premios, me permite un diálogo más cercano con las más importantes personalidades en el área del humor gráfico”.
Santiagu, profesor de Educación Visual desde 1994, ilustrador de varios manuales escolares y colaborador del jornal mensual “Flor de Tamega”, de la región de Amarante, donde reside, ha recibido diversos reconocimientos internacionales en certámenes de humor gráfico de Brasil, China, España, Grecia, Irán, Kosovo, Rusia, Turquía, Rumanía, Ucrania, Portugal, y Serbia.
Sus caricaturas personales son una muestra de su imaginación y talento. Como él afirma son “una broma para que el observador pueda montar el retrato mental del caricaturizado y la lectura de los temas a través de las pistas y formas deconstruidas”.

FRIDA KAHLO

Para captar el alma del caricaturizado, Santiagu manifiesta que “inicialmente es necesario proceder a una lectura previa sobre el personaje, algún tiempo para esbozar, para formar una opinión y conseguir radiografiar su interior. Pretendo no sólo exagerar los rasgos, sino hacer visible lo esencial, que a veces pueden ser gestos y movimientos imperceptibles”.
“En la caricatura de Ernest Hemingway –añade-, por ejemplo, su barba es una especie de escenario formado por las olas de alta mar, donde se libra la lucha agonizante entre el viejo pescador y un enorme pez espada. Con esta caricatura, la idea es transmitir el coraje humano ante grandes dificultades”.

CRISTIANO RONALDO

En estos momentos en que la prensa portuguesa apenas dedica espacio a un humor gráfico inteligente y crítico, capaz de denunciar arbitrariedades, discriminaciones y abusos, y prioriza el dibujo ilustrativo y evasivo, Santiagu defiende la historieta con diseño satírico: “Como dibujante, pienso que el humor es un ingrediente que forma parte de la vida y que me ayuda a superar odios, miedos y angustias, funcionando como una válvula de escape. Por otro lado, es un lenguaje que facilita el entendimiento y la comprensión de la realidad, muchas veces descubriendo verdades sociales que algunos quieren esconder. Es importante que, al satirizar una determinada situación en un momento determinado, se consiga ser irreverente (con respeto por los demás o por los temas) al punto de que el humor intervenga con inteligencia y sentido crítico” -finaliza

WOODY ALLEN

Reynerio Tamayo y sus obras dedicadas al béisbol

Por Francisco Puñal Suárez

Hasta el 24 de noviembre está abierta la exposición “Cuba en pelota”, de Reynerio Tamayo en el Centro Cultural Casa Principal, de Veracruz, México, donde el autor, con toques de humor, busca otra manera de interpretar este deporte, mediante su mirada artística.
El artista plástico cubano, en su cuarta muestra sobre este deporte, se refiere a peloteros cubanos y extranjeros, de diferentes épocas, que fueron admirados por su desempeño en el terreno de juego. En una auténtica recreación de personajes y pasajes del mundo beisbolero, Tamayo nos da su visión del béisbol de siempre.
“El tema lo abordo –afirma Tamayo- porque es mi pasión desde pequeño, es el deporte nacional cubano y forma parte de la identidad y de la cultura de esta isla. Como dice el escritor Leonardo Padura, ‘el béisbol es un elemento de la espiritualidad de este pueblo’. Para mí es un sentimiento que necesita ser reforzado constantemente”.
“He realizado más de 60 obras sobre este tema –añade- y esta es la cuarta muestra que realizo, tras las efectuadas en la Galería Habana, en el Kendall Art Center de Miami, y en el Arena Stage, de Washington DC. En su mayoría, la técnica empleada es acrílico sobre lienzo, serigrafía y otras”.
En una de sus series que tituló “Anuncios”, aparecen de forma humorística varios jugadores con una supuesta nueva marca de ron “Inmortal”, para celebrar sus hazañas beisboleras.

Una de las piezas está dedicada al gran jugador negro norteamericano Hank Aaron, que aún vive, miembro del Salón de la Fama, y que recoge el momento en que el 8 de abril de 1974, rompió el récord de jonrones, con 715, que estaba en manos de Babe Ruth, en las Ligas Mayores, y él comienza el recorrido de las bases y saltan al terreno dos personas que lo acompañan en su trayecto, antes de ser retirados por la seguridad del estadio. Este particular suceso está recogido en varias fotos que forman parte de las imágenes más famosas de la historia del béisbol universal. “Yo parodié esa foto –dice Tamayo- y le incorporé a los Beatles, para unir la grandeza de los cuatro de Liverpool a la proeza deportiva de Aaron, y darle más trascendencia a ese momento memorable”.

Tamayo, nacido en Niquero, Cuba, en 1968, no hace distinciones entre los jugadores cubanos de dentro y de fuera del país, y sus cuadros son un testimonio de su amor por el béisbol. En ellos conjuga el arte, el humor y las alegorías, para defender del olvido a peloteros como Martin Dihigo, Orestes Miñoso, Conrado Marrero, Tony Pérez, y otros, y rendir homenaje a figuras como Babe Ruth, Hank Aaron y Willie Mays.

.

Graduado de la Escuela Nacional de Artes Plásticas, en el 1987 y del Instituto Superior de Arte, de la Habana, en 1992, Tamayo cuenta con diversos premios internacionales como el Gran Premio Esopo de Oro, de la IX Bienal Internacional del Humor y la Sátira en el Arte, Gabrovo, Bulgaria; el Premio Especial en la VI Bienal de Humor “Luíz D`Oliveira Guimarães” en Penela, Portugal; la Mención Honorífica en Categoría Política y en Categoría Indignación en el 41º Concurso Internacional de Humor Gráfico de Piracicaba , Sao Paulo, Brasil, entre otros.
Sus obras forman parte de colecciones de España, Estados Unidos, Dinamarca, Japón, Francia, Holanda, Portugal, Italia, Bulgaria y Cuba, entre otras.

Ernesto Cattoni, diseñador e ilustrador italiano

Por Francisco Puñal Suárez

                              

La reciente XXIV Edición de Humor en Gallarate, Italia, le rindió homenaje, con una exposición personal, al legendario caricaturista Ernesto Cattoni (Milán, 1936), quien, con sus miles de caricaturas publicadas en medios de todo el mundo, como Famiglia Cristiana, Paris Match, Epoca, Corriere della Sera, Le Figaro, Tempo, Panorama, Gardenia y Grazia, entre otros muchos, ha contribuido a enaltecer el valor del humor gráfico, con su impactante diseño gráfico, y su condición poética.

Es curioso conocer cómo este maestro de sonrisas, que completó sus estudios en la Escuela Cantonal de Arte y Diseño de Lausana, Suiza, trabajó, en la década de 1950, durante algún tiempo en la Oficina de Estilo Alfa Romeo, donde diseñara la línea de automóviles Alfa 33, Giulia y Alfetta. En su tiempo libre comenzó a dibujar viñetas humorísticas, llamando la atención de editoriales europeas, que inmediatamente le dieron la bienvenida.

Sus diseños gráficos son alabados por sus líneas precisas y exquisitas, que expresan el dominio y la influencia de una cultura internacional.

Cattoni ha ilustrado varios libros, entre ellos El Evangelio y la Biblia de los Niños (Ed. San Paolo), también publicados en inglés, alemán, español y portugués, Verde también, y No se quejen del amor.

Cattoni ha participado en numerosos certámenes  de humor gráfico y ha recibido varios premios y distinciones.

Los dibujos de este autor, que tiene ya 83 años, nos ratifican que el humor es la violación de las expectativas o normas, donde la sorpresa y la incongruencia están presentes y provocan, en su caso, una sonrisa benigna.

DosBufones les presenta en exclusiva a sus lectores, algunos de sus dibujos exhibidos en la reciente XXIV Edición de Humor en Gallarate,

Bolsonaro en
la mirilla de los caricaturistas

Francisco Puñal Suárez

La sátira política es un arma poderosa en manos de los humoristas gráficos para criticar y ridiculizar las actitudes hipócritas, la mentira, la corrupción, la avaricia, la desigualdad, las guerras, la doble moral, el desprecio al medio ambiente, la mala actuación de los gobernantes, las actitudes negativas del ser humano, y las “plagas” perversas que afectan al mundo en este siglo 21.

Ahora mismo, y tras su cínico discurso en la 74 Asamblea General de la ONU, Jair Bolsonaro, el presidente de Brasil, que no ha ocultado su admiración por la dictadura militar que afectó a su país desde 1964 a 1985, y gran amigo de Trump, está en el centro de atención de los caricaturistas, que con sus obras la emprenden contra todo lo reaccionario que representa, y por mentir descaradamente al expresar que “el Amazonas no está siendo devastado ni está siendo consumido por los incendios como los medios dicen erróneamente y engañosamente”, cuando se sabe que la deforestación de esa zona aumentó gracias a que él ha otorgado “pases libres” a la tala ilegal, a la nueva explotación de minas, y al retirar recursos que se usaban contra los incendios.

En su delirio político, Bolsonaro expresó que es una “falacia” decir que el Amazonas es el pulmón del mundo y patrimonio de la humanidad.

La reacción de los caricaturistas no se hizo esperar y con ingenio y creatividad han enviado sus dardos contra este político y su discurso. De Brasil tenemos varios ejemplos, que ofrecemos a nuestros lectores. Por ejemplo, Thiago Lucas, de forma metafórica, lo presenta como un fósforo incendiario. Osmani Simanca refleja en su diseño como el globo terráqueo, afectado por los fuegos devastadores en el Amazonas, lo expulsa del planeta. Luiz Carlos Fernández muestra una parodia de una secuencia del filme “El Gran Dictador”, de Charles Chaplin, donde Bolsonaro “juega” con una esfera terrestre. Y, por último, Jota Camelo, bajo el título de Homo Inhabilis (hombre no apto), dibuja la llegada de Bolsonaro a la ONU, como un cavernícola, con garrote y libro nazi incluido.


De México, el destacado dibujante Darío Castillejos, en un alarde imaginativo, pone a Bolsonaro dilapidándose el pecho donde, de una forma figurada, existe la selva amazónica.

De Colombia, el renombrado ilustrador Jorge Restrepo lo representa con un parecido a Hitler, con un hacha como bigote, con el título “Bolsonaro, la ameNAZI”.

Y qué mejor colofón de esta galería que los collages de nuestro colaborador, el multipremiado belga Luc Descheemaeker (O-Sekoer), látigo de Trump, que ahora “dispara” contra Bolsonaro, con un fotomontaje que le valió el Primer Premio de Humor Gráfico de las Américas, 2019, Categoría Rogelio Naranjo, en México. Y, por otro lado, sabiendo que piensan igual, representa en otro fotomontaje a Trump y Bolsonaro, con la capucha del Ku Klux Klan.

Estas caricaturas reflejan la esencia de este personaje, son una visión satírica de una actitud política y existirán tantas versiones como dibujantes en el planeta.

 Por Francisco Puñal Suárez


En el 2019 hay muchas efemérides que celebrar. Un aniversario es siempre la mejor oportunidad para enfrentarse con la historia, para ponerse al día y explorar temas, para conocer a los protagonistas de los que, en ocasiones, no sabemos lo suficiente. Entre tantos sucesos importantes, el 20 de julio de 1969 ocurría un hecho singular y que marcaría un momento excepcional: la llegada del primer hombre a la Luna.
La XV edición del festival Lector In Fabula, que se celebra del 24 al 29 de septiembre, en Conversano, un pequeño pueblo de Puglia, cerca de Bari, Italia, tiene como tema central «La tierra vista desde la luna», y parte de su programa estará dedicado a la sátira política y la libertad de expresión. Contará con una exposición de 55 caricaturas, entre ellas, la de la artista norteamericana Mary Zins, fallecida recientemente. También se presentará el catálogo de la muestra y postales impresas.
“Nuestro festival Lector In Fabula –expresa su organizador el Profesor Thierry Vissol, Director del Centro LIBREXPRESSION, de la Fundación  Giuseppe Di Vagno, de Roma- es un evento internacional anual de Cultura y Política, el más importante en el sur de Italia, con más de 200 personalidades (intelectuales, periodistas, especialistas en los diversos temas y dibujantes) de muchos países que contribuyen con conferencias, exposiciones, y proyecciones, a abordar temas de palpitante actualidad, y a dinamizar la sociedad. El año pasado tuvimos 17,000 visitantes”.“Uno de los objetivos de Lector In Fabula -añade Vissol- es darle oportunidad a los caricaturistas de salir de la rutina de las reuniones, y de los concursos, donde generalmente participan, para que estén presentes, de manera profesional, como artistas e intelectuales, en el análisis de los múltiples problemas que afectan al mundo, y los desafíos actuales como el cambio climático, las migraciones y la libertad de expresión, entre otros. La exposición de caricaturas permanecerá abierta durante al menos tres meses y es una atracción para las visitas turísticas de Puglia”.
«La sátira política es un medio de expresión extremadamente peligroso porque en algunos países conduce a la cárcel y en otras circunstancias, a la muerte», -expresa Vissol- y quienes no aceptan la sátira es porque ella crítica al poder, sea el que sea, desde el político al religioso, que a menudo están unidos entre sí. Podemos decir que hoy la libertad de expresión está en peligro”.
Entre las diversas conferencias programadas en esta edición, están: Semillas de Paz , con Michel Kichka, y Giorgio Gomel, presentada por Claudio Paravati; Nuevas fronteras del periodismo, con Carlo Gubitosa y Alberto Puliafito presentada por Gianvito Rutigliano; Sátira y religión, con Ambrogio Bongiovanni, Marco De Angelis, y Michel Kichka, presentada por Thierry Vissol; La banalidad del mal, con Mauro Biani, presentada por Carlo Gubitosa; El mundo visto desde la sátira, con Michel Kichka, Ramsés Morales Izquierdo, y Kianoush Ramezani, presentada por Gian Paolo Accardo; y Segunda generación: lo que nunca he dicho a mi padre, un diálogo entre Michel Kichka y Pietro Del Soldà
DosBufones ofrece a sus lectores, en exclusiva, algunas de las caricaturas que se exhiben en este evento.

Por Francisco Puñal Suárez

El dogmatismo, la intolerancia, el criterio único, la adoración ciega, las dictaduras de todo tipo,  se valen de la represión y la censura para coartar la libertad de pensamiento, para descalificar al que opina diferente y frenar la libertad de expresión.

El Humor, destructor de estereotipos, ejercitador de la mente, capaz de señalar sorpresivamente  las incongruencias, explorar las desviaciones,  con un ángulo de visión abigarrado y proteico, con  su carácter de inventiva y su imperiosa necesidad, sufre hoy, aunque parezca increíble, nuevos castigos, y muchos de sus representantes son represaliados y despedidos de su trabajo, en el mejor de los casos.

 

El Humor, como categoría estética movilizadora,  no puede tener bozal porque deja de ser esa herramienta de alerta que precisa la sociedad.

Un año más, la Universidad de Alicante, España, en una nueva convocatoria de Humor Social, se ha centrado en este tema de máximo interés y actualidad: la libertad de expresión, con una amplia exposición y la edición de un catálogo con las caricaturas que participan en este evento.

Con agudeza e ingenio, los 53 dibujantes que han contribuido a esta muestra, nos hacen recapacitar sobre la lucha que existe entre la necesidad de expresar y el miedo o castigo por hacerlo.

“Hay muchas personas –expresa Manuel Palomar, rector de la Universidad de Alicante- en todo el mundo que han sido encarceladas o asesinadas por decir simplemente lo que piensan, o que temen ser represaliados por expresar su opinión. En Occidente, además, donde pensábamos que la libertad de expresión  era un derecho ya consolidado, los acontecimientos que están sucediendo últimamente lo ponen en duda. Y todo ello ocurre, de forma aparentemente paradójica, en plena era de la sociedad de la información”.

“La libertad de expresión –dice Juli Sanchis Aguado “Harca” Vicepresidente de FECO España-  es un derecho consubstancial con la democracia, diría más, es el termómetro que nos indica el nivel de democracia que tenemos. Hoy la libertad de expresión  está en claro retroceso”.

 

“En España –continúa- las multas por ofensas religiosas que tanto están proliferando, son consecuencia de que ningún gobierno ha tenido la valentía de ser coherente con el artículo 16,3 de la Constitución, que indica que somos un estado aconfesional y laico y no se han atrevido a actuar en consecuencia por miedo a perder votos”.

“La indignación que nos provoca la injusticia –añade-, la corrupción, la opresión, la hipocresía y el abuso de poder nos empuja a rebelarnos. La libertad de expresión es el arma que ha conquistado el pueblo como un derecho inalienable ante la impotencia de influir en situaciones injustas, es el bisturí que abre el absceso para desinfectarlo”.

 

“En una democracia nada es intocable, -expresa- ni el Presidente del Gobierno, ni el Rey, ni el Papa, ni Dios, ni las banderas. Considerar que las banderas son intocables es convertirlas en Mahoma”.

“¿Se puede decir todo? –advierte-  No. El límite podría estar en que la acción incite realmente a la violencia, aparte de esto, las personas hemos de ser libres para expresar por todos los medios a nuestro alcance lo que pensamos”.

 

Gracias a Enrique Pérez Penedo, comisario de esta muestra de Humor Social de la Universidad de Alicante, los lectores de DosBufones pueden apreciar algunas de las caricaturas que la integran.

Esta es una publicación de DosBufones LLC. Todos los derechos reservados